3359 Chicago Ave Ste. A Riverside, Los Angeles, Ca

¿Qué es la planificación patrimonial?

La planificación patrimonial es la preparación del plan de las tareas que sirven para gestionar la base patrimonial de una persona en caso de incapacidad o muerte. La planificación incluye el legado de bienes a los herederos y la liquidación de impuestos sucesorios . 

La mayoría de los planes patrimoniales se preparan con la ayuda de un abogado con experiencia en derecho patrimonial .

La planificación patrimonial implica determinar cómo se preservarán, administrarán y distribuirán los activos de una persona después de su muerte. También tiene en cuenta la gestión de los bienes y obligaciones financieras de una persona en caso de que quede incapacitada.

Los activos que podrían constituir el patrimonio de una persona incluyen casas, automóviles, acciones, obras de arte, seguros de vida, pensiones y deudas. Las personas tienen varias razones para planificar un patrimonio, como preservar el patrimonio familiar, mantener a un cónyuge e hijos sobrevivientes, financiar la educación de los hijos o nietos o dejar su legado a una causa benéfica.

El paso más básico en la planificación patrimonial consiste en redactar un testamento. Otras tareas importantes de planificación patrimonial incluyen:

  • Limitar los impuestos sobre el patrimonio mediante la creación de cuentas fiduciarias a nombre de los beneficiarios
  • Establecimiento de un tutor para los dependientes vivos
  • Nombrar a un albacea del patrimonio para supervisar los términos del testamento
  • Crear o actualizar beneficiarios en planes como seguros de vida, IRA y 401(k)
  • Establecer arreglos funerarios
  • Establecer obsequios anuales a organizaciones benéficas y sin fines de lucro calificadas para reducir el patrimonio imponible
  • Establecer un poder notarial duradero (POA) para dirigir otros activos e inversiones
  • escribir un testamento

¿Qué es un testamento?

Un testamento es un documento legal creado para proporcionar instrucciones sobre cómo se debe manejar la propiedad y la custodia de los hijos menores de edad de una persona después de la muerte. 

El individuo expresa sus deseos a través del documento y nombra un fideicomisario o albacea en el que confía para cumplir con sus intenciones declaradas. El testamento también indica si se debe crear un fideicomiso después de la muerte. Dependiendo de las intenciones del propietario, un fideicomiso puede entrar en vigencia durante su vida (fideicomiso en vida) o después de su muerte (fideicomiso testamentario).

La sucesión es el primer paso que se toma para administrar el patrimonio de una persona fallecida y distribuir los bienes a los beneficiarios. Cuando una persona muere, el custodio del testamento debe llevar el testamento al tribunal de sucesiones o al albacea nombrado en el testamento dentro de los 30 días posteriores a la muerte del testador.

El proceso de sucesión es un procedimiento supervisado por un tribunal en el que se demuestra que la autenticidad del testamento dejado es válido y se acepta como el verdadero último testamento del difunto. El tribunal nombra oficialmente al albacea nombrado en el testamento, lo que, a su vez, le da al albacea el poder legal para actuar en nombre del difunto.

Conceptos básicos de planificación patrimonial

Nombrar al albacea adecuado

El representante legal personal o albacea aprobado por el tribunal es responsable de localizar y supervisar todos los bienes del difunto. El albacea tiene que estimar el valor de la sucesión utilizando la fecha del valor de la muerte o la fecha de valoración alternativa, según lo dispuesto en el Código de Rentas Internas (IRC).

En la lista de activos que deben evaluarse durante la sucesión se incluyen cuentas de jubilación, cuentas bancarias, acciones y bonos, bienes inmuebles, joyas y cualquier otro artículo de valor. La mayoría de los bienes que están sujetos a la administración de sucesiones quedan bajo la supervisión del tribunal de sucesiones del lugar donde vivía el difunto al momento de su muerte.

La excepción son los bienes inmuebles, que deben legalizarse en el condado en el que se encuentran.

El albacea también tiene que pagar los impuestos y la deuda que el difunto debe de la herencia. Los acreedores generalmente tienen una cantidad limitada de tiempo a partir de la fecha en que se les notificó la muerte del testador para presentar reclamos contra el patrimonio por el dinero que se les debe. Las reclamaciones que son rechazadas por el albacea pueden llevarse a los tribunales, donde un juez de sucesiones tendrá la última palabra sobre si la reclamación es válida o no.

El albacea también es responsable de presentar las declaraciones finales del impuesto sobre la renta personal en nombre del difunto. Después de que se haya hecho el inventario de la herencia, se haya calculado el valor de los activos y se hayan pagado los impuestos y la deuda, el albacea solicitará la autorización del tribunal para distribuir lo que quede de la herencia a los beneficiarios.

Cualquier impuesto sobre el patrimonio que esté pendiente vencerá dentro de los nueve meses posteriores a la fecha de la muerte.

Planificación de impuestos sucesorios

Los impuestos federales y estatales aplicados a un patrimonio pueden reducir considerablemente su valor antes de que los activos se distribuyan a los beneficiarios. La muerte puede generar grandes responsabilidades para la familia, lo que requiere estrategias de transferencia generacional que puedan reducir, eliminar o posponer los pagos de impuestos.

Durante el proceso de planificación patrimonial, hay pasos significativos que los individuos y las parejas casadas pueden tomar para reducir el impacto de estos impuestos.

Fideicomisos AB

Las parejas casadas, por ejemplo, pueden establecer un fideicomiso AB que se divide en dos después de la muerte del primer cónyuge.

Estrategias de financiación de la educación

Si los herederos -o heredero-son jóvenes de edad escolar que a corto plazo se enfrentarán con la decisión de ir a la universidad, podría animarles  a buscar títulos universitarios o avanzados y, por lo tanto, transferir activos a una entidad, como un plan 529, con el fin de financiar la educación actual o futura.

Ese puede ser un movimiento mucho más eficiente desde el punto de vista fiscal que transferir esos activos después de la muerte para financiar la universidad cuando los beneficiarios están en edad universitaria. Este último puede desencadenar múltiples eventos fiscales que pueden limitar severamente la cantidad de fondos disponibles para los niños.

Reducción de los efectos fiscales de las contribuciones benéficas

Otra estrategia que un planificador de sucesiones puede tomar, para minimizar la obligación tributaria de la sucesión después de la muerte, es donar a organizaciones benéficas en vida. Los obsequios reducen el tamaño financiero del patrimonio ya que están excluidos del patrimonio sujeto a impuestos, lo que reduce la factura del impuesto sobre el patrimonio.



Como resultado, el individuo tiene un costo efectivo más bajo de dar, lo que proporciona un incentivo adicional para hacer esos regalos. Y, por supuesto, una persona puede desear hacer contribuciones benéficas a una variedad de causas. Los planificadores patrimoniales pueden trabajar con el donante para reducir los ingresos sujetos a impuestos como resultado de esas contribuciones, o formular estrategias que maximicen el efecto de esas donaciones.

Congelación de bienes

Esta es otra estrategia que se puede utilizar para limitar los impuestos sobre sucesiones. Implica que un individuo bloquee el valor actual y, por lo tanto, la responsabilidad fiscal de su propiedad, mientras atribuye el valor del crecimiento futuro de esa propiedad de capital a otra persona. Cualquier aumento que se produzca en el valor de los bienes en el futuro se transfiere a beneficio de otra persona, como cónyuge, hijo o nieto.

Este método consiste en congelar el valor de un activo a su valor en la fecha de transferencia. En consecuencia, la cantidad de ganancia de capital potencial al momento de la muerte también se congela, lo que permite al planificador del patrimonio estimar su responsabilidad fiscal potencial al momento de la muerte y planificar mejor el pago de los impuestos sobre la renta.

Uso del seguro de vida en la planificación patrimonial

El seguro de vida sirve como una fuente para pagar impuestos y gastos por fallecimiento, financiar acuerdos comerciales de compra-venta y financiar planes de jubilación. Si hay suficientes ingresos de seguro disponibles y las pólizas están debidamente estructuradas, cualquier impuesto sobre la renta sobre las enajenaciones presuntas de activos después de la muerte de una persona puede pagarse sin recurrir a la venta de activos. Los ingresos del seguro de vida que reciben los beneficiarios al fallecer el asegurado generalmente están libres de impuestos sobre la renta.



La planificación patrimonial es un proceso continuo y debe iniciarse tan pronto como una persona tenga una base de activos medible. A medida que avanza la vida y cambian las metas, el plan de sucesión debe cambiar de acuerdo con las nuevas metas. La falta de una planificación patrimonial adecuada puede causar cargas financieras indebidas a los seres queridos (los impuestos patrimoniales pueden llegar al 40 %), por lo que, como mínimo, se debe establecer un testamento, incluso si el patrimonio imponible no es grande.



Este artículo en ningún momento pretende ser una guía legal sobre patrimonios. Si necesita asistencia legal sobre los temas relacionados a fideicomisos y testamentos solicite ayuda a un abogado especialista en patrimonios. Si necesita ayuda con temas relacionados con seguros de vida y planes de retiro o planes patrimoniales, no dude en ponerse en contacto con un especialista de Partners for Life.

Referencias y algunas de las fuentes consultadas

  1. Government Printing Office. «Title 26: Internal Revenue Code: Sec. 2032. Alternate Valuation,» pages 2383-2384. Accessed Aug. 26, 2020.
  2. Internal Revenue Service. «Topic No. 313 Qualified Tuition Programs (QTPs).» Accessed Aug. 26, 2020.
  3. Internal Revenue Service. «Topic No. 506 Charitable Contributions.» Accessed Aug. 26, 2020.
  4. Internal Revenue Service. «Publication 525: Taxable and Nontaxable Income.» Accessed Aug. 26, 2020.
  5. Internal Revenue Service. «Instructions for Form 706.» Accessed Aug. 26, 2020.

More from the blog

Seguros: algunos conceptos básicos

Conceptos básicos sobre Seguros El seguro de vida es un contrato entre una aseguradora y un asegurado. El seguro de vida garantiza que en caso...

Seguro de vida con ahorro, ganancias de inversión y que crece con impuestos diferidos

Comprender qué es un seguro de vida con valor en efectivo y cómo funciona lo ayudará a determinar si es lo mejor para usted. El...